Parque Natural de Sierra Cebollera

    Superficie: 23.640 ha (incluida la zona de preparque).

    Núcleos de población: Villoslada de Cameros, Lumbreras, San Andrés y El Horcajo.

    Entidad de gestión: Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica.

    Web: www.larioja.org/cebollera

    Existen muchas formas de visitar y disfrutar del Parque Natural de Sierra Cebollera. Ubicado en pleno corazón de la comarca de Los Cameros, 50 km al Sur de Logroño y fronteriza con nuestra vecina Soria. Montañas con más de 2000 metros de altitud, relieves glaciares, ríos, y la mayor masa forestal de toda la Comunidad Autónoma de La Rioja coexisten para ofrecernos 23.670 hectáreas de naturaleza llenas de valor natural. Además, en el Parque se sentaron las bases para la conservación del patrimonio cultural de la zona, pues a las actividades y costumbres humanas debemos algunos de los valores paisajísticos que encontraremos.

    El paisaje del parque nos deja algunos parajes de hermosa singularidad, como las cascadas de Puente Ra, pequeñas cascadas de gran belleza que se originan en el curso alto del arroyo de Puente Ra, afluente del río Iregua. Por otra parte, los Hoyos de Iregua son lagunas formadas por la erosión de los glaciares, y se encuentran en la cabecera del Río Iregua.

    Los picos más altos de la Sierra son el pico Cebollera, con 2.142m, la Mesa, con 2.168 m, el Alto de Cueva Mayor, con 2.138m, el Peñón de Santosonario con 2.058 m, el Castillo de Vinuesa con 2.083 m, y el pico Terrazas de 1.835 m. Todos ellos a excepción de La Mesa están en la divisoria con la provincia de Soria.

    Flora y Fauna

    Entre sus bosques cabe citar los de pino silvestre, negral, y negro, hayedos y rebollares, abedules, robles blancos, tilos, serbales, mostajos, arces, fresnos, tejos, álamos temblones…

    Estos bosques sirven de hogar a especies como el azores, águilas culebreras, gavilanes, carboneros y sirven de paso para las bandadas de palomas torcaces migrantes. Además, hay otras especies que sólo aparecen aquí, como el acentor alpino, la perdiz pardilla, o el topillo nival.

    Siendo Cebollera una “Isla de Humedad”, permite que especies como el tritón palmeado, el topillo rojo, lirón gris, lagarto verde o víbora áspid. Los bosques son asimismo el hogar de ciervos, jabalíes, corzos, gatos monteses, garduñas.

    En los ríos y sus orillas encontraremos trucha común, mirlo acuático, Martín pescador, sapo corredor, desmán ibérico, nutria y visón europeo.

    El ser humano en Cebollera

    La memoria del parque bebe del pastoreo trashumante, la principal actividad económica en su época más boyante ligada a la Mesta a finales del siglo XVII. Todo este pastoreo estaba dedicado a la producción de alimentos y a abastecer a la industria textil, que comenzó a expandirse gracias a la invención de la máquina de vapor.

    El paisaje no permaneció impasible ante estos hechos, y el sobrepastoreo degradó los bosques, por lo que algunos habitantes trataron de refugiarse en la agricultura y la mayoría buscó fortuna en otros territorios. Tras este éxodo poblacional, los bosques reconquistaron sus dominios, en consonancia con una gestión forestal eficiente.

    Actualmente gracias a esta gestión la madera de los bosques es el principal recurso económico de la zona. Es fundamentalmente utilizada como leña para los hogares y también se produce tras el mantenimiento de pastos para la ganadería, que hoy en día se halla fuertemente reducida. Unas 2000 ovejas comparten espacio con caballos y vacas. Asimismo, también se hace una gestión controlada de los recursos cinegéticos, estando todo el parque incluido en la reserva regional de caza Cameros-Demanda.


    Mapa